Abdominoplastia

La abdominoplastia es una cirugía del abdomen que se realiza con el objetivo de mejorar la silueta corporal.
El acúmulo de grasa, las variaciones de peso, la distensión de la musculatura abdominal tras el embarazo y determinadas alteraciones hormonales, son algunas de las causas de las modificaciones en la forma normal del abdomen. Esta forma viene determinada por las características de la piel, el tejido subcutáneo y la capa muscular abdominal.

La técnica a emplear para recuperar la silueta corporal y un vientre plano dependerá del nivel al que se presente la alteración. La abdominoplastia está indicada cuando existe una piel flácida generalmente asociada a un acúmulo de grasa en personas que se encuentran próximas a su peso ideal. Es frecuente su indicación en ambos sexos tras pérdidas importantes de peso así como en mujeres tras los embarazos, por presentar una distensión irreversible de la piel y la musculatura del abdomen. La longitud de la cicatriz varía según las características del abdomen.


Procedimiento


La abdominoplastia o dermolipectomía abdominal consiste en resecar el exceso de piel y grasa acumuladas en el abdomen. Para ello es necesario realizar una incisión por encima del pubis que se prolonga lateralmente. La longitud de la misma depende de la técnica que se emplee pero la calidad habitual de la misma y su localización la hacen muy poco visible.

La cirugía dura en torno a 3 horas según la complejidad de cada caso. A la salida de quirófano el paciente llevará unos drenajes que se retirarán a las 24 o 48 horas, y un vendaje tipo faja.

Los procedimientos más recientes con un menor grado de despegamiento, permiten una recuperación postoperatoria más cómoda y rápida para los pacientes


Casos reales

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar