Aumento de mamas

Tener unas mamas con un volumen o forma adecuados es un deseo natural en la mujer, siendo un elemento importante de su autoestima.
La cirugía de aumento mamario mediante la colocación de implantes es un procedimiento por el que se pretende mejorar el volumen o la forma del pecho. Es una técnica que está indicada más frecuentemente para aquellas mujeres en las que el pecho no se ha desarrollado con el tamaño deseado. También se aconseja cuando existe diferencia de tamaño entre ambas mamas o cuando se quiere recuperar la forma o el volumen previos a la pérdida de peso, el embarazo o a cambios debidos a la edad.

El aumento mamario es un procedimiento minucioso en el que se deben de analizar la constitución de la paciente, el tipo de piel y el volumen y forma de la mama previa a la cirugía. Todos estos aspectos deben de ser considerados para cada paciente en particular a la hora de establecer el volumen, el lugar de colocación del implante y la vía de introducción para conseguir un tamaño y forma naturales.


Procedimiento


En la mamoplastia de aumento se realiza la implantación de una prótesis bajo la glándula mamaria o el músculo pectoral. La colocación en uno u otro plano depende de diversas consideraciones relacionadas con la constitución del paciente, el tipo de tejido glandular previo u otras circunstancias que deben de ser valoradas por el cirujano.

El implante es introducido a través de una pequeña incisión que se realiza habitualmente en la areola o el surco submamario. En cualquier caso las cicatrices quedan perfectamente disimuladas.

Tras colocar el implante se dejan unos drenajes que se dejan durante unas horas y son retirados antes del alta hospitalaria, generalmente a las pocas horas tras la intervención.

La cirugía suele durar en torno a una hora.


Casos reales

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar