Ginecomastia

La ginecomastia es un problema frecuente que consiste en el desarrollo anormal de la glándula mamaria en el hombre.
Existen múltiples factores que condicionan su aparición, algunos de ellos pasajeros. La pubertad, diversos tratamientos farmacológicos y la existencia de trastornos endocrinos, pueden ser causantes de esta condición. Cuando se convierte en un trastorno persistente, en muchas ocasiones ligado a malestar psíquico, está indicado el tratamiento mediante cirugía estética. Elegir libremente la ropa, mejorar la actividad física o eliminar el complejo a mostrar el torso desnudo, son algunos de los objetivos de esta intervención.



Procedimiento


En la mayor parte de los casos, cuando lo que predomina es tejido graso, la intervención se realiza mediante liposucción de la zona con instrumental específico para ginecomastia. Para ello se emplean pequeñas incisiones que terminan por resultar imperceptibles. Esta técnica también permite remodelar el tejido circundante si es preciso. Existen algunos casos, poco frecuentes, en los que existe tejido glandular mamario. Este tejido es más denso, suele localizarse detrás de la areola y puede no ser eliminado mediante lipoaspiración. En estos casos se realiza una incisión en el borde inferior de la areola que permita acceder al tejido y extraerlo. Cualquiera de los dos procedimientos puede realizarse mediante anestesia local y sedación, por lo que el paciente es dado de alta al cabo de una o dos horas tras la cirugía.


Casos reales

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar