Liposucción

La presencia de acúmulos de grasa en determinados lugares del cuerpo o lipodistrofia, supone una alteración del contorno corporal.
La creciente popularidad de esta cirugía mínimamente invasiva se debe a su alto grado de efectividad. Es un procedimiento que permite eliminar la grasa localizada de una manera definitiva y en una sola intervención.

Su localización puede variar en función del sexo, siendo más frecuente en la zona del abdomen, las caderas, las nalgas, los muslos y las rodillas. La liposucción permite la eliminación de estos acúmulos con el objetivo de lograr una silueta corporal más armónica.

No debe de considerarse como un método de adelgazamiento, sino una forma de eliminar los depósitos de grasa en determinadas zonas que no desaparecen a pesar de mantener un peso adecuado con la práctica de ejercicio y el seguimiento de una dieta adecuada. Esta técnica extrae las células grasas, cuya capacidad de multiplicación desaparece tras la pubertad, por lo que el acúmulo de grasa no puede volver a aparecer una vez eliminado a pesar de que la paciente aumente de peso. El tipo de piel, la extracción de un volumen adecuado en cada zona a tratar, así como el seguimiento de unos cuidados postoperatorios son factores que determinan el resultado de esta operación.

Este procedimiento también está indicado en determinados depósitos de grasa a nivel del cuello. La liposucción tampoco es un procedimiento para el tratamiento de la celulitis, que se manifiesta por la denominada piel de naranja, si bien puede mejorarla. La presencia de la celulitis se debe a una alteración de la grasa más superficial de la piel y no a un acúmulo de grasa. Todas aquellas personas que presentan depósitos de grasa en zonas localizadas, a pesar de estar dentro de su peso ideal, son susceptibles de tratamiento mediante liposucción.


Procedimiento


La técnica quirúrgica consiste en la aspiración del exceso de grasa en determinadas áreas del cuerpo mediante la utilización de cánulas finas que se introducen a través de pequeñas incisiones. Previamente se introduce en la zona a tratar una solución de suero con anestesia local, expandiendo la grasa y facilitando su extracción.

La cantidad de tejido adiposo extraído varía en función de cada paciente. La finalidad de esta cirugía es moldear el contorno de manera que el tejido que se deje proporcione una silueta armónica.

La duración de la intervención es variable en función de las zonas a tratar y de la cantidad de grasa que se extrae.

Posteriormente se llevará durante varias semanas una prenda confeccionada a medida, cómoda y fácil de ocultar con la ropa habitual.


Casos reales


Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar