Blefaroplastia - Cirugía de los párpados

La blefaroplastia, es una técnica quirúrgica que tiene como finalidad la corrección del exceso de grasa (bolsas) y piel de los párpados.
El aspecto de cansancio y envejecimiento son los síntomas más frecuentemente referidos por los pacientes que desean someterse a esta intervención. Aunque el exceso de piel y grasa es más notorio con el paso de los años, no existe una edad más adecuada para este tipo de cirugía. La aparición de bolsas bajo los ojos puede darse en edades más tempranas, existiendo con frecuencia antecedentes familiares de este tipo de trastorno estético. La cirugía de los párpados es una cirugía breve, bien tolerada por los pacientes y de resultados duraderos.


Procedimiento


La cirugía de los párpados se realiza habitualmente con anestesia local y sedación controlada por el anestesista. Esto significa que sólo se pone anestésico en la zona que se va a intervenir. Además, el anestesista administra la medicación que permitirá al paciente estar consciente pero relajado y con sensación de bienestar. Usted no sentirá dolor alguno durante el procedimiento. Los ojos permanecerán protegidos de manera que no pueda ver las manos del cirujano ni el instrumental quirúrgico. Esta cirugía no requiere ingreso, por lo será dado de alta a los pocos minutos tras la intervención.

A lo largo de los años se han descrito diversas técnicas que permiten corregir las alteraciones estéticas de los párpados. Todas ellas buscan corregir el exceso de piel y/o grasa tanto en los párpados superiores como inferiores. Según las necesidades de cada caso se aplica un tipo de cirugía u otro.

En los párpados superiores suele haber un exceso de piel asociada o no a bolsa de grasa. Esta piel sobrante es extirpada mediante una incisión en el pliegue del párpado. La localización de la misma y la buena cicatrización de este tipo de piel hacen que la marca sea invisible en muy poco tiempo.

En los párpados inferiores, el exceso de grasa puede ser eliminado mediante dos vías:

Vía externa o transcutánea: La grasa es extraída mediante una incisión en el borde inferior de las pestañas. El cierre de la misma se realiza con una sutura muy fina. Este procedimiento permite además tensar la piel y corregir su exceso.

Vía interna o transconjuntival: Con esta técnica se extrae la grasa mediante una o varias incisiones en la cara interna del párpado. Son incisiones pequeñas que no precisan sutura. El globo ocular es siempre protegido mediante un protector ocular tras aplicar unas gotas de anestesia. Está indicado en pacientes habitualmente más jóvenes en los que no hay piel sobrante y el defecto estético únicamente se produce por la grasa que se proyecta hacia fuera.


Casos Reales:

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar