Rellenos faciales

Mejorar el perfil o volumen de los labios y suavizar pliegues como el del surco nasogeniano, la comisura bucal o el entrecejo.
La infiltración de productos de relleno consigue mejorar de forma muy segura y efectiva las arrugas y pliegues cutáneos que se forman tanto por efecto de la gravedad como por la acción de los músculos de la expresión. También permiten dar volumen a determinadas zonas faciales como los pómulos o los labios.

Se debe de mantener una proporcionalidad entre los distintos elementos faciales para obtener un resultado armónico. El criterio estético, tanto del paciente como del médico que le aconseja, es esencial para lograr un aspecto natural.

Existen múltiples materiales de relleno. De todos ellos el que se emplea de forma más habitual es el ácido hialurónico.


PROCEDIMIENTO

Son tratamientos que se realizan con carácter ambulatorio. Se suelen emplear agujas muy finas que permiten realizar el tratamiento sin necesidad de anestesia. En zonas especialmente sensibles o si se emplean materiales de mayor densidad, se aplican pequeñas dosis de anestesia de forma que el tratamiento resulte totalmente indoloro.

Casos reales

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar