Resurfacing facial con láser

El láser de rejuvenecimiento facial es el procedimiento más novedoso para rejuvenecer el aspecto de la piel de la cara.
Existen diversas técnicas que permiten eliminar totalmente las arrugas leves a moderadas y mejorar de forma ostensible el aspecto de las más profundas. Estos tratamientos incluyen el resurfacing con láser de erbio o CO2, la dermabrasión o los peelings químicos. También están indicados para el tratamiento de las secuelas de acné y algunos tipos de tumoraciones y manchas cutáneas. Con frecuencia se emplean con la intención de mejorar la calidad de la piel.

En los casos que lo precisen, este tratamiento puede aplicarse junto a otras técnicas de forma complementaria como por ejemplo la cirugía de los párpados, la infiltración de productos de relleno, de Vistabel (Botox) o puede incluso combinarse con otros láseres para eliminar manchas cutáneas y el vello de forma permanente. La precisión del láser otorga al médico especialista un mayor control sobre todo el proceso de exfoliación cutánea, lo que permite obtener resultados óptimos.


PROCEDIMIENTO

La localización, la profundidad de la arruga o el tipo de piel son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de seleccionar el procedimiento más apropiado. Estos tratamientos se realizan en su gran mayoría con carácter ambulatorio, no requiriendo ingreso. En los tratamientos más superficiales no se precisa anestesia. Cuando se emplean en arrugas más profundas puede necesitarse un anestésico local. Si se precisa tratar un área muy extensa se asocia además una sedación controlada por anestesista.


Casos reales

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar