Revitalización Cutánea

La revitalización cutánea es el tratamiento más indicado para recuperar la elasticidad y luminosidad de la piel sin cirugía o como un complemento de la misma.
Para lograr esta revitalización se emplean dos procedimientos novedosos: la estimulación tisular con Plasma Rico en Plaquetas y la Rehidratación Cutánea mediante inyecciones intradérmicas de ácido hialurónico.


PRP- PLASMA RICO EN PLAQUETAS

La estimulación tisular mediante infiltraciones de plasma rico en plaquetas es una novedosa técnica para mejorar la calidad de la piel. Los factores de crecimiento existentes en el interior de las plaquetas desempeñan un papel fundamental en la regeneración tisular. Al ser un producto obtenido de nuestro propio organismo, los riesgos asociados a este tratamiento son nulos. La formación de nuevo tejido consigue reafirmar las zonas tratadas, mejorando el contorno facial.


REHIDRATACIÓN CUTÁNEA

El Ácido Hialurónico tiene una importante función estructural en la piel y el tejido subcutáneo. Presenta además una alta capacidad para captar agua y un gran poder antioxidante. La presencia de agua y ácido hialurónico mejoran la estructura y elasticidad cutáneas. Las microinfiltraciones intradérmicas de este producto ayudan a restablecer el balance hídrico de la piel de la cara, cuello, escote y dorso de las manos. Es el tratamiento más indicado para recuperar la elasticidad y luminosidad de la piel, aportando un aspecto natural con mejoría del tono y brillo cutáneos.

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar