La abdominoplastia es una de las intervenciones quirúrgicas más realizadas dentro del campo de la cirugía estética en Asturias. Tiene como objetivo eliminar el exceso de piel y grasa en el abdomen. Los pacientes generalmente optan por este procedimiento tras un embarazo o como consecuencia de una pérdida significativa de peso. 


Con frecuencia existe una distensión de la pared abdominal con debilitamiento de los músculos. Es por ello que se emplean en el mismo procedimiento técnicas que permiten reforzarlos. Los dos músculos que descienden de forma vertical por la cara anterior del abdomen, los rectos abdominales, pueden estar más separados de lo normal; esta condición recibe el término médico de diástasis abdominal. Para corregirla se aproximan y tensan mediante suturas; de esta manera, se consigue una pared abdominal más dura y firme. 


Con esta intervención se obtienen unos resultados altamente satisfactorios, no solo desde el punto de vista estético, al conseguir una silueta rejuvenecida, sino también desde el punto de vista funcional. Entre las ventajas de tipo funcional asociadas a esta cirugía se encuentran: 


-Corrección de hernias: el músculo abdominal puede debilitarse como resultado de una pérdida de peso importante, tras una cirugía de apendicitis o por una cesárea. Un punto débil en la pared abdominal puede ocasionar la aparición de una hernia. La abdominoplastia permite repararlas, siendo necesaria habitualmente la colaboración de un especialista en cirugía general que realice la corrección en el mismo procedimiento.


-Mejora de la incontinencia urinaria por esfuerzo: la incontinencia urinaria por esfuerzo ocasiona fugas incontrolables de orina por determinadas situaciones como estornudar, toser, reír o hacer ejercicio. Esta condición afecta principalmente a las mujeres tras el parto. Varios estudios han demostrado que la reparación de los músculos durante una abdominoplastia mejora la funcionalidad de la pared pélvica disminuyendo las pérdidas involuntarias de orina.


-Disminución  del dolor de espalda: el dolor de espalda es otro problema común derivado de la debilidad de los músculos del abdomen que puede mejorar con una abdominoplastia. Al eliminar el exceso de grasa del estómago y reforzar las estructuras musculares de la pared abdominal se consigue aliviar el dolor en la zona lumbar.


-Mejora de la postura: Tras una abdominoplastia los músculos del abdomen recuperan tensión; además, al disminuir el peso, el paciente adopta una postura más erguida.


La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico que conlleva cambios beneficiosos para el paciente desde el punto de vista  estético, funcional y psicológico siempre que sea realizada por un cirujano plástico cualificado y con experiencia en este tipo de cirugía. Ponte en contacto con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

CIRUGÍA ESTÉTICA EN ASTURIAS

Comentarios (0)

Este sitio web hace uso de cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, estará aceptando nuestra política de cookes Cerrar